Guía Técnica

GUÍA TÉCNICA

> Ir a Índice

3.2. Corriente de conexión

En el instante de conexión de la fuente conmutada a la red deben cargarse los condensadores de entrada a través del puente rectificador. Si no se tomaran medidas para limitar la corriente, esto originaría un pico de intensidad muy elevado que podría soldar los contactos de un interruptor, romper el puente rectificador, o fundir el fusible de entrada. En fuentes de escasa potencia, una resistencia de 5 ó 10 ohmios colocada en serie con la entrada de la fuente es suficiente para reducir a valores aceptables esta corriente de conexión. Para potencias medianas (de 20 a 200W) suele emplearse una NTC, que ofrece una resistencia suficientemente elevada para limitar la intensidad a un nivel razonable y al calentarse disminuye su resistencia evitando pérdidas excesivas. En fuentes de mayor potencia la solución suele consistir en una o varias resistencias que, una vez cargados los condensadores, son cruzadas por medio de un triac o un relé (figura-15).

Figura-15

Figura-15