Guía Técnica

GUÍA TÉCNICA

> Ir a Índice

6.1. Compatibilidad electromagnética

Desde el 1 de Enero de 1996 la directiva europea para compatibilidad electromagnética 89/336/EEC es de obligado cumplimiento. Esta norma obliga a reducir los niveles de ruido radiado y conducido a niveles aceptables, así como exige que los equipos sean inmunes en ambientes con determinados niveles de radiación y ruido externo introducido por los terminales de red. La norma está dividida en tres estándares: básico, genérico y de producto. El estándar básico define métodos de test, el estándar de producto se aplica a clases específicas de productos, y el genérico se aplica a todo tipo de equipos en un ambiente electromagnético específico que no esta cubierto en el estándar de producto. Los estándares genérico y de producto hacen referencia al básico para realizar los tests que son usados para confeccionar la declaración de cumplimiento. Podemos hacer una primera división entre lo referente a emisiones (radiada y conducida) y a susceptibilidad (radiada, conducida y por descarga). La siguiente tabla muestra los tres tipos de estándares que fueron publicados en febrero de 1996. Como fabricante, es su responsabilidad escoger el estándar al que se ceñirán sus productos.