Guía Técnica

GUÍA TÉCNICA

> Ir a Índice

5.5. Conexión redundante

Una buena razón para conectar equipos de alimentación en paralelo es la conexión redundante. En este tipo de conexión se usan dos fuentes o convertidores para alimentar una sola carga a través de diodos. Se utiliza en aplicaciones en las que una falta de alimentación en la carga es un grave problema. Cuando una de las dos alimentaciones cae, la otra entra en funcionamiento y el diodo de la que ha fallado bloquea el paso de corriente hacia ella, de forma que no carga al equipo redundante. Para tener una conexión redundante al 100% es necesario que cada uno de los equipos conectados sea capaz de suministrar toda la potencia que la carga demanda. Nótese que se puede usar como fuente redundante una batería de la misma tensión que la fuente principal y pueda suministrar corriente durante el tiempo en el que se cambia la fuente averiada. Los diodos que conforman el montaje redundante deberán ser dimensionados de forma que soporten la corriente de trabajo y soporten la potencia que la aplicación requiera, pudiendo incluso necesitar radiadores de calor.

Figura 33

Figura 33